¿Qué es un logotipo y por qué lo necesitamos?

Escrito por: Diligent Team

Hoy en día, a pesar del auge que existe en torno a la comunicación y marketing digital, aún existen muchas empresas que no le dan importancia a tener un logotipo bien pensado y que sea representativo, en la mayoría de los casos no son conscientes de su necesidad e importancia. No te puedas llegar a imaginar lo molesto que es (para nosotros los diseñadores) comenzar con muchas ganas un proyecto de branding integral, website, catálogo offline o un simple flyer, con una identidad corporativa poco sólida que usualmente dificulta el proceso y hasta lo tira abajo por completo.

Para empezar, refresquemos un poco los conceptos básicos: ¿qué es un logotipo? Según wikipedia, es un elemento gráfico que identifica a una entidad (ya sea pública o privada), es lo que distingue a una marca. En la práctica un logotipo es mucho más que eso: es la imagen que representa de manera muy simplificada la esencia, personalidad y los valores de una empresa en la mente de su público objetivo. Es lo que transmite qué producto o servicio pertenece a una marca. El logotipo es lo que hace que digamos “este coche es un Porche”, “este ordenador es Apple” o “estas zapatillas son Nike”.

Por otro lado, envían mensajes de todas clases a diferentes públicos, reducen un mensaje complejo a una imagen clara, directa y sencilla aportando valor al consumidor. Nunca verás un ordenador con una pegatina que diga, “este ordenador, es rápido, eficiente, práctico y una vez lo abres ya puedes trabajar”. No, lo que verás es por ejemplo, la marca Apple.

Un logotipo debe ser versátil y para ello debe cumplir con algunas premisas que le ayuden a transmitir de manera efectiva los valores de la marca. Estas premisas son:

  • Ser legible a cualquier tamaño y formato, hasta los 2 centímetros como mínimo, y escalable en diferentes dimensiones (manteniendo proporciones). Un buen logotipo debe poder imprimirse y leerse con claridad en piezas tan pequeñas como la parte trasera de un bolígrafo hasta un Roll-up vertical, el rótulo horizontal de la fachada de una oficina o hasta en una valla publicitaria. También tiene que ser adaptable a los diferentes formatos online.
  • Tiene que poder reproducirse en cualquier tipo de material sin sufrir alteración en cuanto a su diseño.
  • Ser fácil de visualizar tanto en positivo como en negativo, esto dependerá del color de fondo que se utilice. No es lo mismo aplicar el logo en la portada de un libro con una foto de fondo que en una tarjeta de presentación que sea impreso en un color plano.
  • Un logotipo se debe poder memorizar fácilmente y retener, para ello es muy importante que su planteamiento sea sencillo. Mientras más complicada sea una forma, más tardará nuestro cerebro en comprender lo que vemos y en consecuencia recordarlo.
  • Hay que intentar que la identidad de una marca sea de trazos simples, como por ejemplo el logo Nike, que es un isotipo.

 

1
×
Hola!!!
En que podemos ayudarte?